SGCG

…esto no es un subtítulo…

Ir a: contenido categorías calendario archivo suscripción

Volver arriba

Agosto de 2017

Calendario de artículos de agosto de 2017

lumamijuvido
123456
78910111213
14151617181920
21222324252627
28293031

Libertad de expresión y derecho a no difundir un mensaje

2017-08-17

Hace unos días, un infame sitio neonazi cayó en desgracia cuando su proveedor de alojamiento rescindió su contrato por violar las condiciones de prestación de servicio, que prohiben el discurso de odio del sitio en cuestión. El sitio pasó a otro proveedor que, rápidamente, también se negaron a prestar el servicio. ¿Esto supone una limitación del derecho a la libertad de expresión de los responsables del sitio neonazi? Argumento que no es así.

La libertad de expresión es el derecho del individuo a difundir sus ideas sin sufrir represalias. Naturalmente, se encuentra en equilibrio con otros derechos: yo puedo expresar una opinión y otra persona puede expresar que mi opinión le parece una mala idea sin que se considere que me represalia y limita mi libertad de expresión, por ejemplo.

Es muy importante distinguir entre el derecho a la libertad de expresión y una supuesta obligación a difundir las ideas de terceros: mi derecho a la libertad de expresión no implica que pueda coaccionar a otra persona a cargar con los costes de la difusión de mis ideas, especialmente si dicha persona es contraria a las ideas que me empeño en que difunda. Forzar a otra persona a difundir nuestras ideas contra su voluntad infringe su derecho a estar libre de trabajos forzados. Y no solamente eso: puede considerarse que el no difundir o no apoyar cierto mensaje es también una forma de expresión protegida. No puedo obligar a mi vecino a repartir octavillas con mis ideas políticas, por ejemplo, pero mi libertad de expresión no desaparece cuando mi vecino se niega a hacer el reparto, ya que sigo teniendo a mi disposición una gran cantidad de opciones para expresarme.

Lo dicho en el anterior párrafo tiene una importante excepción: cuando el control de los canales de comunicación está concentrado en manos de unos pocos o incluso de un solo agente, existe el poder de censurar de forma efectiva cualquier discurso que no le interese, de manera que dicho discurso desaparece y los individuos no pueden expresarse. En tal situación de oligopolio o monopolio, los pocos que controlan los canales de comunicación deciden quién puede expresarse y quién no, así que habrían de asumir la responsabilidad de difundir todas las ideas para garantizar la libertad de expresión. El mercado actual podría ser más libre, pero todavía es perfectamente posible distribuir cualquier mensaje por escandaloso y socialmente mál visto que sea.


Categorías: Actualidad, Derechos

Permalink: http://sgcg.es/articulos/2017/08/17/libertad-de-expresion-y-derecho-a-no-difundir-un-mensaje/

No es lo mismo no pagar algo con dinero de todos que censurarlo (2)

2017-08-16

Escribí recientemente sobre la supuesta censura de la música machista: el escándalo viene por algo tan simple como no sufragar con dinero público tal música, que sigue siendo perfectamente explotable y disfrutable por la iniciativa privada.

El Estado no se mantiene alejado de las manifestaciones culturales en general de la música en particular, sino todo lo contrario: los espectáculos musicales pagados con dinero público no escasean. Sin duda, es posible dedicar largas sesiones de debate a la labor del Estado en la cuestión de la música. ¿Tendría que mantenerse alejado por completo del asunto? ¿Quizá habría de evitar la discriminación financiando todas las producciones por igual? El Estado existe nos guste o no, pero también tiene medios finitos nos guste o no, así que finjamos por un momento que una posición moderada puede ser más razonable que las demás: quizá no tiene sentido que el Estado pague todas las manifestaciones artísticas habidas y por haber, pero quizá se alinea con el interés de todos que el ponga los medios necesarios para que ciertas corrientes minoritarias no desaparezcan. Quizá ciertos estilos de música no venden y se perderían fácilmente sin el empujón del dinero público. ¡Quizá sería una lástima dejar que este arte acabara en el olvido! ¡Quizá no alcanzamos a imaginar los grandes beneficios que nos reportaría en el futuro ayudar al arte minoritario! Todo esto está muy bien, pero hay un problema al respecto de la música machista «perseguida»: esta música ya es un rotundo éxito comercial y no necesita sangrar al contribuyente a través del fisco para perpetuarse. La justificación utilitaria de pagar el ninguneo a la mitad de la población para evitar que el arte desaparezca no se sostiene, por lo tanto. La música machista no se resentirá aunque ningún ayuntamiento dedique sus presupuestos a pagar por ella.


Categorías: Derechos

Permalink: http://sgcg.es/articulos/2017/08/16/no-es-lo-mismo-no-pagar-algo-con-dinero-de-todos-que-censurarlo-2/

Urraca

2017-08-14

Estaba mirando fotografías viejas y encontré esta imagen de una urraca que tuve la fortuna de poder obtener con una cámara compacta mientras el animal comía.

Fotografía de una urraca.
Fotografía de una urraca.


Categorías: Miscelánea

Permalink: http://sgcg.es/articulos/2017/08/14/urraca/

No es lo mismo no pagar algo con dinero de todos que censurarlo

2017-08-12

Ha salido la noticia de que un ayuntamiento ha eliminado el contenido musical sexista de sus fiestas municipales. La cuestión, naturalmente, es polémica: se dice que estamos ante un acto de censura. ¡El fantasma de lo políticamente correcto vuelve a retirarnos nuestro derecho sagrado a humillar a los demás! Discrepo con tan alarmista posición por un bueno motivo: las canciones de la discordia no están prohibidas en general, sino que simplemente sucede que el ayuntamiento se niega a financiar su uso con dinero de todos los ciudadanos. Si estuviéramos en una dictadura postsoviética del politocrrectismo en la que el único modo de hacer sonar una canción fuera a través de medios puestos por el Estado, pero tenemos la fortuna de de vivir en un país un poquito más libre que todo eso en el que cualquiera puede, si así le place, usar sus medios privados para cantar canciones machistas hasta quedarse afónico delante de su fiel público.


Categorías: Actualidad, Derechos

Permalink: http://sgcg.es/articulos/2017/08/12/no-es-lo-mismo-no-pagar-algo-con-dinero-de-todos-que-censurarlo/

Campo de desplazamientos

2017-08-09

En general, los cuerpos y medios materiales no permanecen perfectamente quietos, sino que se mueven y cambian de forma según transcurre el tiempo como consecuencia de sus interacciones con el entorno y de su propia dinámica interna. El campo de desplazamientos proporciona una descripción cinemática de dicho movimiento.

Digamos que tenemos un punto material que en el instante inicial se encuentra en la posición x(0); transcurrido un tiempo t, habrá alcanzado la posición x(t). El vector desplazamiento u(t) de este punto es la diferencia de posición:

u(t) = x(t) − x(0).

Vector de desplazamiento.
Vector de desplazamiento.

Podemos aplicar este concepto a todos los puntos del cuerpo o del espacio:

La descripción lagrangiana y la descripción euleriana están relacionadas entre sí. Escojamos un punto material de posición inicial X0 y un punto fijo del espacio x tales que el punto material alcanza la posición fija tras un tiempo t:

X(t,X0) = x.

El vector desplazamiento lagrangiano y el vector desplazamiento euleriano se corresponden cuando los puntos se corresponden:

ulagrangiano(t,X0) = X(t,X0) − X0 = xX0 = ueuleriano(t,x).


Categorías: Física

Permalink: http://sgcg.es/articulos/2017/08/09/campo-de-desplazamientos/

Más vale maña que fuerza

2017-08-07

Me plantearon el problema de calcular la cantidad de cifras decimales del número entero N que cumple la siguiente condición:

1 ⁄ 1 + 1 ⁄ 2 + 1 ⁄ 3 + … + 1 ⁄ N > 100.

La solución es fácil de encontrar gracias a una famosa relación entre la serie armónica, el logaritmo y la constante de Euler-Mascheroni γ:

1 ⁄ 1 + 1 ⁄ 2 + 1 ⁄ 3 + … + 1 ⁄ N = ln(N) + γ + |o(1)|.

Gracias a esta propiedad, unos sencillos cálculos indican en cuestión de quizá unas decenas de segundos que el número de cifras decimales de N es igual a 44.

Como alternativa, podríamos buscar la solución por fuerza bruta, a base de hacer sumas parciales de la serie armónica hasta cumplir la desigualdad. Es sin duda un trabajo muy notable, pues el número de términos que hay que sumar, escrito sobre el papel, tiene la friolera de 44 cifras decimales: el algoritmo de fuerza bruta tiene un mínimo de en torno a 1044 operaciones. Hoy existen microprocesadores de propósito general que pueden realizar del orden de 1011 operaciones cada segundo si la carga de trabajo es la adecuada. Para ser optimistas, asumamos que tenemos una máquina capaz de añadir y comprobar 1011 términos de la serie armónica cada segundo. Esta máquina tardaría del orden de 1033 s en encontrar el valor exacto de N con el método de fuerza bruta. Este tiempo es inmenso:

Hay más. Para cambiar de forma irreversible 1 bit de información a una temperatura ambiente de unos 290 K hace falta una energía de al menos unos 2,8 ⋅ 10−21 J. Por hacer la broma, imaginemos que disponemos de un dispositivo capaz de añadir y verificar un término de la suma parcial de la serie armónica con un cambio reversible de un único bit. Como mínimo, haría falta una energía del orden de los 1023 J para encontrar la solución. Esta cota está muy, pero que muy por debajo de lo que permite la tecnología actual y, aun así, es abrumadoramente grande: el consumo energético de toda la actividad humana es del orden de 1020 J o 1021 J al año.

En un ámbito muy limitado, la relación entre los números armónicos y el logaritmo es más potente que nuestros ordenadores más rápidos. ¡Bien dicen que más vale maña que fuerza!


Categorías: Matemáticas

Permalink: http://sgcg.es/articulos/2017/08/07/mas-vale-mana-que-fuerza/